Al menos 175 personas fueron detenidas hoy durante enfrentamientos entre los llamados “chalecos amarillos” y las fuerzas policiales, al final del tradicional desfile militar en Francia con motivo de la fiesta nacional del país europeo, presidido por el presidente Emmanuel Macron, según el balance preliminar de la policía.

Los detenidos están acusados de “organización de manifestación no autorizada, de violencia contra responsables del orden público y degradación de bienes públicos”, además de portar armas en el llamado Día Nacional de Francia.

Entre los detenidos figuran dos dirigentes del movimiento de los “chalecos amarillos”: Jerome Rodríguez y Maxime Nicolle, quienes serán interrogados por convocar a una manifestación ilegal, ya que las autoridades habían prohibido las concentraciones en toda la capital francesa, informó la oficina del fiscal de París.

El movimiento de los “chalecos amarillos” surgió el 17 de noviembre de 2018, cuando casi 300 mil personas salieron a las calles para rechazar el aumento de los precios de los combustibles, lo que desembocó en otras exigencias como acabar con la desigualdad salarial y la renuncia del presidente Macron.