Article inline ad

Sin despeinarse e incluso por momentos quitando el pie del acelerador, Cruz Azul se coronó en el partido de la SuperCopa MX, tras pasarle por encima a los Rayos del Necaxa con una goleada de 4-0 en la cancha del Dignity Health Sports Park del Galaxy de Los Ángeles.

La Máquina dominó el juego desde el arranque tomó el rol de protagonista en el terreno de juego, y tras dos intentos fallidos por abrir el marcador, al minuto 20 encontró la recompensa gracias a un tanto de Milton Caraglio, quien remató de cabeza un centro de Yoshimar Yotún.

El cuadro hidrocálido no tuvo poder de reacción, y justo cuando jugaba mejor y estaba a punto de terminar la primera mitad, un error de la defensa y del portero Hugo González derivó en el segundo gol del conjunto celeste, obra de Elías Hernández.

El inicio en la parte complementaria no pudo ser mejor para Cruz Azul, que al minuto 46 se encontró con el tercer gol, en una jugada que Yotún inició por la banda izquierda, y que culminó Edgar Méndez anticipando a su marcador y cerrando la pinza a segundo poste.

Con el 3-0, La Máquina bajó el ritmo y se dedicó a manejar el encuentro, cerrándole cualquier tipo de opción al equipo dirigido por Guillermo Vázquez, que solo tuvo una llegada clara de gol que desperdició Eduardo Herrera.

En la recta final, el delantero uruguayo Jonathan Rodríguez, quien tenía apenas unos minutos en la cancha, desbordó por toda la banda de la derecha para llegar a línea de fondo, de donde mandó una diagonal retrasada para Juan Escobar y este solo la empujó a las redes para cerrar la cuenta y declarar listo a Cruz Azul para el Apertura 2019.