La mitad de los jueces calificadores no cuentan con título universitario ni con cédula profesional y al ser contratados se incurrió en una irresponsabilidad, por ello el contralor municipal deberá investigar a los responsables, señaló Rosendo Arrayales Terán.
Según lo informado por Oficialía Mayor, al momento de ser empleados, seis de los 12 jueces no presentaron la documentación correcta, mencionó el regidor del Partido del Trabajo.

La falla sería del secretario del Ayuntamiento, Ascensión López Durán, ya que ese personal está a su cargo, añadió.

Luego de solicitar una investigación sobre los posibles casos de nepotismo, se esperaba que ayer la Contraloría Municipal entregara información al respecto, dijo, la cual sería proporcionada por Oficialía Mayor.

Sin embargo, las autoridades acudieron a la reunión sin datos de los posibles casos donde haya conflictos de interés, aun cuando recientemente se contrató personal que tiene parentesco con regidores y funcionarios de primero y segundo nivel, agregó.

“No decimos que haya una mala práctica, pero queremos saber el número de casos de conflicto de interés y con qué argumento se hicieron las contrataciones de estas personas”, puntualizó.