Con el objetivo de recopilar datos críticos y entender de los sistemas tropicales el famoso avión se adentró al fenómeno natural llamado “Barry” categoría 1, el cual avanza por el Golfo de México.

Barry se ubica muy cerca de las costas de Lousiana, mismo lugar que será el más afectado de Estados Unidos.

La tarea parece sencilla, sin embargo es muy peligro, pues el avión cazahuracanes, junto con sus tripulantes, tienen que adentrarse en la tempestad.

Fue el Centro Nacional de Huracanes (NOOA) de Estados Unidos dijo en su aviso a las 11: 00 horas local que “Barry” había alcanzado vientos máximos sostenidos de 120 km/h, con ráfagas más altas.

Cabe destacar que desde la noche de ayer (viernes) las fuertes rafágas de viento e intensas lluvias se comenzaron a registrar en la ciudad de Nueva Orleáns.