Sin decir palabra, Cristian Omar “N.”, “El Avispa”, disparó al pecho de Juan Carlos “N.”, de 35 años, para provocarle una herida que le causó la muerte.
El afectado nunca supo el motivo de la agresión, antes de fallecer proporcionó información respecto a quien podría haber sido su posible victimario, lo que permitió agilizar las indagatorias para finalmente aprehenderlo.

Personal de la (FGJE) logró reforzar lo dicho por el perjudicado, e integrar con testimonios e indicios como medios de prueba para judicializar el caso y obtener una sentencia.

Cristian Omar fue hallado culpable, recibió una pena de 20 años 1 mes de cárcel al aceptar el procedimiento abreviado, por homicidio calificado con premeditación, alevosía y ventaja.

El agente del Ministerio Público, de la FGJE, demostró que el 20 de noviembre de 2018, alrededor de las 17:45 horas, el hoy sentenciado, disparó contra la víctima.

Indagatorias establecieron que Juan Carlos “N.” caminaba por el bordo del Canal Bajo, a 100 metros al norte de la entrada a Villa Bonita, cuando fue agredido.

Recibió un disparo en el pecho, la bala calibre .45 dañó el esternón y salió por el omóplato derecho, fue atendido en el Hospital General donde murió a las 18:25 horas.

El ahora sentenciado huyó a bordo de una motocicleta, en el sitio del hecho se logró recuperar un casquillo percutido y la bala calibre .45.

Con la información recabada en el lugar, la versión del perjudicado y de testigos, se obtuvo una orden de aprehensión que cumplieron elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) el 27 de noviembre de 2018.

Dentro de la causa penal 513/2018, el inculpado aceptó el procedimiento abreviado al ver los datos de prueba presentados por la Fiscalía General de Justicia ante el Juez Penal, quien lo sentenció a 20 años 1 mes de prisión.