El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó los lineamientos generales del Instituto de Salud para el Bienestar, figura central del nuevo Sistema de Salud Pública y con el que se dará por terminado el Seguro Popular.
“El Instituto de Salud para el Bienestar sustituye las funciones del llamado Seguro Popular que ni era seguro ni era popular”, afirmó al leer el memorándum.

El presidente dijo que se mantendrán dos sistemas de atención a la salud, el de derechohabientes del Issste y del IMSS y el sistema de atención para población que no cuenta con seguridad social, sin embargo, se ordena que no haya diferencias cuando esté de por medio salvar la vida.

“Todos los mexicanos tendrán garantizado el derecho a la salud, la población sin seguridad social tendrá derecho a la atención médica de calidad con todos los medicamentos gratuitos, no solo los del llamado cuadro básico que dejará de existir”, afirmó.

El nuevo Instituto será dirigido por Juan Antonio Ferrer, ex delegado del INAH en Tabasco, y sus funciones se agrupan en cuatro puntos: garantizar la compra de todos los medicamentos, la contratación y la mejora salarial de médicos y enfermeras, la mejora de las instalaciones médicas y la regularización de todos los trabajadores de Salud.

También indicó que el Instituto operará de manera directa en las unidades médicas y los 80 hospitales y 3 mil 599 unidades médicas rurales que están a cargo actualmente del programa IMSS Bienestar.

En el Hospital Rural de San Cayetano, López Obrador señaló que para crear el Instituto de Salud para el Bienestar se utilizará el Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos, que es de 80 mil millones de pesos.

Acusó que existe sabotaje también en medicinas y de ser necesario se abrirán las licitaciones a nivel internacional.

“Si siguen con bloqueos y sabotajes se van a abrir las licitaciones a nivel internacional, en cualquier lugar del mundo, se van a abrir todas las claves que se requieran, no vamos a someternos”, dijo.

“Por eso invité a Raquel Buenrostro, oficial mayor de Hacienda, encargada de todas las compras del Gobierno. ¿Saben cuánto compra, contrata el Gobierno con proveedores? Un billón de pesos al año”.