El gobierno del presidente Donald Trump planea iniciar este fin de semana un operativo a nivel nacional en busca de familias de migrantes que viven en el país de manera ilegal, a pesar de la dura oposición de los demócratas y los cuestionamientos sobre si es la mejor manera de utilizar los recursos ante la crisis que se vive en la frontera sur.

Trump pospuso el inicio del operativo a finales del mes pasado y estaría dirigido a personas con órdenes finales de deportación, incluyendo familias cuyos casos migratorios fueron expeditados por jueces en 10 grandes ciudades, incluyendo Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Miami.

La medida ha desatado indignación y preocupación entre legisladores y activistas.