Con los amotinamientos de los Policías Federales que se niegan a ser parte de la Guardia Nacional, los presidentes Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, pasaron de la calumnia y la intriga a “un ensayo de golpe de Estado”, señala Gerardo Fernández Noroña.

Por: César Fraijo

El dos veces legislador por el Partido del Trabajo quien visita la capital sonorense para impartir la conferencia “Los cimientos para la construcción de un nuevo régimen político en la Cuarta Transformación”, con motivo de los 5 años de la fundación de Morena, dijo:

“Desde que se formó en el Gobierno de Calderón la Policía Federal, estuvo sujeta a atropellos sin fin. Iban a hoteles, no ha cuarteles con nula seguridad; desaparecieron policías y el Gobierno de Calderón y de Peña levantaban actas en lugar de investigar las desapariciones y les negaban la pensión a las familias”.

Esos gobiernos no le cumplieron a la Policía Federal y éstos nunca lograron dar seguridad y lamentó que los elementos nunca se revelaron las órdenes infames de reprimir al pueblo de México.

Sobre la renuncia de Carlos Urzúa Macías a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el polémico legislador federal señaló que los representantes de la derecha hoy lo convierten en “factótum” de la economía nacional y que el 1 de julio no se eligió a Andrés Manuel como presidente, sino a Urzúa.

Comentó que el caso de la renuncia, muy rápido se resolvió con un nuevo titular de la SHCP, más comprometido a impulsar la línea de la Cuarta Transformación, es decir, de bienestar para el pueblo y desmantelar la política neoliberal.