Al marcar las diferencias que mantuvo con Carlos Urzúa, en los poco más de siete meses que este encabezó la Secretará de Hacienda, el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que el Plan de Desarrollo que le proponía el exsecretario era de corte neoliberal y era como si lo hubiera hecho Agustín Carstens o José Antonio Meade.

Comentó que cuando Urzúa le presentó el Plan de Desarrollo, este no reflejaba el cambio que se quería marcar respecto del esquema neoliberal y al ejemplificar se lanzó contra el exgobernador del Banco de México y el exsecretario de Hacienda en el gobierno pasado, aunque luego reparó:

“Era como si lo hubiera hecho Carstens, o  Meade, con todo respeto. Se me fue, es tan buena persona, de verdad, lo digo seriamente, Meade es una muy buena persona y también Carstens”, dijo el presidente y luego remarcó sus diferencias con Urzúa.

“Tenemos concepciones distintas y siempre cuestionamos la política neoliberal, no engañamos a nadie. No puedo aceptar más de lo mismo y en lo que no creo, es un asunto de juicio práctico ¡Cómo puedo aceptar la política neoliberal después del fracaso!”, subrayó al señalar que se terminó esa forma de gobierno y de pensamiento porque la gente quiso un cambio.

El mandatario rechazó que la renuncia de Urzúa contradiga la Cuarta Transformación y negó que exista corrupción. Por eso afirmó que no habrá investigación al respecto pues no hay pruebas.