Este lunes, el gobierno de Estados Unidos anunció la imposición de derechos compensatorios a las importaciones de algunos productos de acero de México, alegando que este país subsidió injustamente a su industria local, informó el Departamento de Comercio.

La decisión tiene lugar dos meses después de que el presidente Donald Trump acordara levantar los aranceles al acero y al aluminio de México y Canadá, en momentos en que los tres países buscan ratificar el T-MEC, el nuevo acuerdo de libre comercio de América del Norte que debe reemplazar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El Departamento de Comercio determinó que el acero importado utilizado en la construcción se beneficiaba de subsidios en México y Canadá, pero en el caso de Canadá los subsidios eran insignificantes, por lo que no se impusieron derechos de represalia.

La investigación preliminar también concluyó que China estaba subsidiando a su industria local, por lo que también le aplicará derechos aduaneros compensatorios.