La medida evitaría que los residentes compren cigarrillos electrónicos en las tiendas de San Francisco o reciban pedidos en línea a direcciones en la ciudad.

El consejo municipal de San Francisco aprobó el martes una prohibición sobre la venta de cigarrillos electrónicos o vapeadores, convirtiéndose en la primera ciudad estadounidense importante en aprobar dicha restricción. La medida evitaría que los residentes compren cigarrillos electrónicos en las tiendas de San Francisco o reciban pedidos en línea a direcciones en la ciudad, por lo menos hasta que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos ( FDA, por sus siglas en inglés ) revise los productos.

Los fabricantes tienen hasta 2021 para enviar sus cigarrillos electrónicos para revisión de seguridad y salud, con el objetivo de conseguir la aprobación de la FDA ; los médicos han advertido que el uso de vapeadores puede llevar a los jóvenes a fumar cigarrillos y aseguran que podrían significar riesgos graves de salud para el desarrollo del cerebro