Luego de varios meses de trabajos y de mantener el cierre de vías, las obras de modernización y rehabilitación de las calles Sufragio y Jalisco, que aún no finalizan, han generado un impacto negativo en los negocios aledaños, incluso se habla de que algunos tuvieron que cerrar.

Por: Mireya Delgado

De acuerdo con responsables de diversas empresas, la realización de este proyecto les ha dejado pérdidas incalculables, porque sus accesos han quedado bloqueados e intransitables durante mucho tiempo, por la tardanza de la compañía constructora.

“La verdad es que son ya varios meses los que llevamos así, batallando, porque nos dejaron destrozadas nuestras banquetas, nuestros accesos, e incluso hemos tenido que invertir nuestros recursos para que los clientes se puedan acercar”, manifestó Gilberto Domínguez Haro.

El empresario del ramo ferretero indicó que ha tenido conocimiento de que establecimientos, principalmente de comida, tomaron la decisión de cerrar o al menos reubicarse en una mejor zona, porque ahí ya no les redituaba la venta.

Julio César Pablos Ruiz, presidente de  la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), confirmó lo anterior y recalcó que al ser estas calles una zona industrial, la afectación al sector es evidente, principalmente en por la falta de accesos.

“En las calles Morelos y Sufragio había una persona que vendía comida formalmente desde hace muchos años y desapareció. No hay manera de subirse a las banquetas. Enfrente está una empresa agrícola y ellos remodelaron la banqueta; con sus propios recursos decidieron resolver su problema”, manifestó.