El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) comenzará, la próxima semana, a “remover” a millones de migrantes ilegales que “ilícitamente han encontrado su camino hacia Estados Unidos”, anunció anoche el presidente Donald Trump, al reconocer el papel de México en el proceso.

“México, usando sus fuertes leyes de inmigración, está haciendo un muy buen trabajo al detener a las personas mucho antes de que lleguen a nuestra frontera sur”, apuntó el mandatario en un par de mensajes en la red social Twitter, su medio favorito para dar a conocer sus acciones.

También señaló que “Guatemala se está preparando para firmar un Tercer Acuerdo de Seguridad”.

Destacó que “los únicos que no harán nada son los demócratas en el Congreso”. “¡Deben votar para deshacerse de las lagunas y arreglar el asilo! Si es así, ¡la crisis fronteriza terminará rápidamente!”.