Creado para apoyar a los atletas mexicanos de élite, el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) es usado como caja chica de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, que dirige la exvelocista Ana Guevara.

Una investigación revela el sistemático juego sucio que emplean los funcionarios deportivos para triangular el erario, evitar filtros de seguridad y pagar con sobreprecios a una agencia de viajes, arrendadora de autos y a una empresa de ingeniería que “financian” la realización de eventos deportivos.

Desde que Ana Guevara asumió la Dirección General de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) tres empresas –en complicidad con las federaciones deportivas– son utilizadas para triangular los recursos públicos del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) y financiar con sobreprecios los viajes a campamentos y competencias.