En Alabama un tribunal obligó a una mujer de 32 años de edad que deje ver a sus dos hijos a su tío, quien abusó de ella cuando estaba en la adolescencia, y también es el padre de ellos, informaron los medios locales.

Según la versión de Jessica, ella pensaba que no tenía otra opción cuando su tío abusaba de ella, cuando tenía 12 o 13 años, a los 14 años presuntamente quedó embarazada de él pero abortó.

Después de dos años dio a luz a un supuesto hijo de él; cuando tenía 18 años ocurrió lo mismo, pero el bebé murió después de un tiempo, al año quedó embarazada de su tío, por lo que tuvo otro bebé.

La mujer aseguró que su familia llegó a obligarla a casarse con el sujeto, pero un tribunal anuló el matrimonio ya que lo consideró ilegal, ya que era una relación de familia.

A pesar de que las pruebas de ADN muestran que el hombre es el verdadero padre de los niños, la justicia de Estados Unidos nunca lo condenó por los hechos.

Actualmente el hombre la llevó a juicio y ganó, por lo que ahora tiene derecho de visitar a sus hijos.

La mujer aseguró que si no deja ver a los niños sería encarcelada por dos días.

Por lo que contó parte de su historia porque piensa que es lo correcto.