El presidente Andrés Manuel López Obrador sorprendió a la comitiva que lo acompañaba en su gira de trabajo por Camargo, Chihuahua, y montó a un espectacular caballo negro conocido como “Sansón”.

Al ritmo de la música de banda el corcel bailaba con AMLO como jinete, que minutos antes se había cambiado el sombrero y decidió montar al animal con una gorra de béisbol.

El mandatario mexicano desde este viernes arribó al estado de Chihuahua a realizar una visita al gobernador Javier Corral y a celebrar varios eventos en la entidad, pero después de realizar la entrega de apoyos de los programas de Bienestar del Gobierno Federal decidió darse el tiempo para realizar una actividad amena como montar a caballo.