Article inline ad

Sergio Pablo Mariscal Alvarado se dijo respetuoso de las opiniones de regidores de oposición que reprochaban su ausencia en Cajeme, mientras la incidencia de homicidios dolosos va a la alza.

Por: Fabiola Navarro

Sin embargo, enfatizó que el pasado martes sostuvo un encuentro con la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y productores locales, logrando acuerdos en materia de combate a la inseguridad.

Dijo que el Gobierno Municipal está trabajando en coordinación con el sector empresarial para crear un fideicomiso que logre materializar acciones y despliegues para que las corporaciones realicen sus operativos e investigaciones de mejor manera.

A la ciudadanía, aseguró, el Gobierno Municipal está trabajando en lo que le compete a la prevención del delito, no obstante, y en cuanto a los crímenes de alto impacto, son competencia de la Federación y del Estado.

Sin embargo, sí se han solicitado refuerzos al secretario de Seguridad Pública en el país, Alfonso Durazo Montaño, para que en el periodo de transición de la Guardia Nacional, se estén enviado efectivos al Municipio, lo cual ya se ha dado.

“No es un tema del número de efectivos o del número de motos o patrullas, porque si ustedes revisan los hechos son dentro del contexto de la disputa del crimen organizado, no son hechos en lo general que salgan de ese ámbito, todo los demás los indicadores delictivos están bajando”, resaltó.

Reprochó que la seguridad se tome como un tema por separado, ya que, dijo, deben trabajar en conjunto Gobierno Municipal, Estado, Federación, regidores con propuestas concretas y familias, de tal manera que el papel de esta última, sea el de lograr ciudadanos formados en buenos valores y no creciendo entre la narcocultura.