Los Raptors de Toronto consiguieron su primer título, luego de vencer 114-110 a los Warriors en el sexto juego de las finales.

Toronto logra un campeonato ante unos mermados californianos, que dieron batalla hasta el último segundo de la serie, y que estuvieron cerca de mandar a un juego 7.

La franquicia canadiense que nació para la campaña 1995-96 consiguió su primer campeonato, es el primero título para un equipo que no es de Estados Unidos en la historia de la NBA.

Kevin Durant prácticamente ni jugó en las finales y para el Juego 6 los Warriors sufrieron otra dura baja, misma que modificó su destino.

Golden State parecía que mandaban las finales de la NBA a un séptimo duelo, pero una lesión de Klay Thompson al final del tercer periodo cambió todo.

Thompson era el mejor jugador de los locales con 30 puntos, pero en un rompimiento rápido le hicieron falta cuando iba a clavar el balón y se lesionó la rodilla izquierda.

Tiró los dos libres y se fue al vestidor. En el cuarto periodo, cuando estaba parejo el duelo, anunciaron que ya no regresaría, lo que mermó las esperanzas de Golden State.

Pero el corazón de los locales no se detuvo y se mantuvieron en el partido, pero al final las canastas de Klay habían sido vitales, y el resto del equipo no pudo con el paquete.

Stephen Curry intentó un triple para ganar, pero falló. El guardia no mostró la calidad de super estrella en el duelo, misma que lo tiene como el mejor pagado de la NBA.