Sí coincidieron en solicitar al Estado y a la Federación, así como al Gobierno Municipal, exigir refuerzos policiales, en tanto llega la Guardia Nacional. “No es posible que, a la espera de la Guardia Nacional, estemos como cajemenses siendo presas en un clima de inseguridad que no merecemos.

Regidores lamentan la situación vivida en Cajeme en materia de seguridad

Sin la presencia de la fracción de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), regidores reprobaron la actuación del alcalde Sergio Pablo Mariscal Alvarado en materia de seguridad; incluso, reprocharon que no cumpliera su promesa de bajar la incidencia delictiva en los primeros 100 días de su administración.

Rafael Delgadillo Barbosa, por el Partido Acción Nacional (PAN); Emeterio Ochoa Bazúa, Carmen Susana Valenzuela Benites y Ana María Castro Monzón, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); Rebeca Godoy, por el Verde Ecologista (PVEM); Rosendo Arrayales Terán, por el Partido del Trabajo (PT), y el independiente Rodrigo Bours Castelo, compartieron sus opiniones personales respecto a la inseguridad y sin aterrizar una idea concreta sobre las acciones que emprenderán, como ediles, para combatir esta problemática.

Sí coincidieron en solicitar al Estado y a la Federación, así como al Gobierno Municipal, exigir refuerzos policiales, en tanto llega la Guardia Nacional. “No es posible que, a la espera de la Guardia Nacional, estemos como cajemenses siendo presas en un clima de inseguridad que no merecemos.

El llamado es para que la gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano, y la Federación, apoyen al alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, que se manden más refuerzos; que se trabaje en el tema de la inteligencia para la investigación de los delitos, y que la Fiscalía General de Justicia implemente un programa para acabar con la impunidad”, dijo Arrayales Terán. Ochoa Bazúa se solarizó con las víctimas de la violencia y dijo que Mariscal Alvarado contaba con su respaldo y reconocía además el trabajo del Estado y del secretario de Seguridad, David Anaya Cooley; paradójicamente, indicó, todas estas estrategias no se ven reflejadas en las calles, ni en el área rural. Rodrigo Bours Castelo reprochó la ausencia del presidente y las salidas constantes fuera de la ciudad, cuando el Municipio tiene una de sus peores olas de violencia, con más de 20 muertos en lo que va de junio.

“En concreto, la propuesta mía es que tenemos un alcalde ausente y ustedes lo pueden verificar, vean la agenda, los viajes, cuánto tiempo le dedica a su función y la problemática que estamos viviendo. Andrés Manuel López Obrador dice que los funcionarios no se pueden ausentar del país sin permiso. Yo sería de la idea de que el alcalde no se ausente del Municipio, hasta que se resuelva la problemática de inseguridad”, expuso.