Las autoridades sanitarias ugandesas anunciaron la muerte del primer enfermo que dio positivo de ébola en Uganda en relación con el brote que afecta a las vecina República Democrática del Congo (RDC), un niño congoleño de 5 años que había viajado a este país, y confirmaron dos nuevos casos.

“El joven paciente de 5 años murió por ébola anoche”, informó este miércoles la ministra de Sanidad ugandesa, Jane Ruth Aceng, quien también reveló que otras dos muestras han dado positivo, por lo que el país ya cuenta con tres casos confirmados de la enfermedad.

Se trata de una familia congoleña que había viajado a la RDC para atender a un enfermo de ébola, y que regresaron el lunes a la ciudad fronteriza de Kasese (oeste de Uganda), donde residían.

Uganda había analizado un total de 51 pruebas de posibles casos de ébola desde que se declaró el brote en la RDC, que ha causado 1.396 muertos (1.302 confirmados en laboratorio) de un total de 2.071 casos, pero esta es la primera vez que una muestra ha dado positivo.