La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, reafirmó que la labor de la Guardia Nacional (GN) en la frontera sur de México no será para frenar el flujo migratorio, sino para regularlo.

“Que quede claro, no es una Border Patrol (Patrulla Fronteriza)”, expresó la encargada de la política interior del país, en breves declaraciones durante el foro para la Reforma del Estado, en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

“La Guardia Nacional se hizo también para la seguridad nacional y la entrada de migrantes irregulares es parte de nuestra seguridad nacional, por eso queremos una migración ordenada y segura”, enfatizó.

En ese sentido, Sánchez Cordero aseguró que “nosotros también tenemos derecho a que nuestras leyes se respeten y a cuidar nuestra frontera”.

Comentó que la Guardia Nacional será implementada en todo el país, principalmente en los lugares donde hay más violencia y estará en todo el territorio nacional, tanto en las fronteras norte y sur, en estados como Tamaulipas o Guanajuato y donde sea necesaria su presencia.