Los menores de entre 15 y 17 años que sean contratados para trabajar en algún centro laboral tienen que contar con el permiso de un inspector de la Junta de Trabajo, una vez verificadas las instalaciones en las que habrá de desempeñar actividades el menor, indicó Horacio Valenzuela Ibarra.

Mónica Miranda

El titular de la dependencia en Sonora, en el marco del Día Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, dijo que inspeccionan que los espacios laborales no sean peligrosos ni insalubres, sin horarios nocturnos y con descansos durante la jornada diaria y el joven no debe dejar sus estudios.

“Quiero hacer un reconocimiento a los empresarios de todos los ramos, agrícola, industrial, servicio y minería, porque en realidad se han solidarizado con nosotros y a eso se debe que estemos ganando poco a poco la batalla de haber erradicado en Sonora el trabajo infantil”, expuso.

Aquellos empleadores que sean sorprendidos empleando a menores, tendrán una pena de prisión de uno a cuatro años y una multa de 50 a cinco mil UMA (Unidad de Medida y Actualización).

“Hasta ahora no ha habido la necesidad de tener que amenazar con la sanción, lo cierto es que hemos socializado este tema y lo han atendido y esto se agradece, los señores empresarios han estado muy solidarios con nosotros”, conbcluyó.