Veinticinco mil días, aproximadamente, son los que, con la gracia de Dios, tendremos para vivir sobre la tierra. No muchos más pero sí, quizá, muchos menos. Nadie sabe cuántos, pero más o menos esos son los días con sus noches con los que contamos.

Podemos hacer planes, o no tenerlos; podemos hacer que nuestra vida fructifique o podemos dejar pasar el tiempo a como nos dé la gana, pero ese es el tiempo que tendremos.

En lo personal, me ocuparé de vivir solo por hoy y en el presente. Un día a la vez, caminando hacía el mañana con el tiempo en contra…

25 mil días; 25 mil días… no es mucho,

Pero es todo lo que tenemos, 25 mil días.

25 mil noches, 25 mil noches como sabemos…

Por eso,  es conveniente  tratar de vivir en armonía con los demás y en equilibrio en esta cuerda floja que es la vida, con la muerte por ambos lados.

Solo viviendo conscientes podremos disfrutar de esos momentos en que somos felices y que se van yendo, porque al final, vida es eso que hay entre el aburrimiento y el dolor.

Sí, hay que decidirnos de una vez a brindar alegría a la gente a nuestro alrededor y servir al prójimo en lo más que podamos. Todos estamos aquí viendo pasar el tiempo, pero solo algunos lograrán con su florecimiento hacer que el tiempo tenga más significado.

Apreciemos todas las cosas de la vida, por más simples que estás sean, pues son esas cosas y esos momentos los que le han ido dando forma a lo que ahora somos. Si es necesario cambiemos nuestra forma de pensar, pues sólo así los demás podrá cambiar su manera de ser con nosotros.

Sí, 25 mil días; 25 mil días que no son tantos,

Pero, eso es todo lo que tenemos 25 mil días;

25 mil noches, 25 mil noches como sabrás…

Así que más nos vale comenzar a vivir y a hacerlo bien y dejando de lado todos los temores y prejuicios.

Todos sabemos que perder el tiempo es un agravio y que no hay tiempo que perder en confrontaciones.

Queremos todo, ya sea por amor, por las leyes o robándolo, pero olvidamos que lo único que realmente tenemos es un poco tiempo.

Aun así, sabiendo que la vida es corta, sigue tus sueños y dejemos ir en paz a quien se vaya yendo. Caminemos hacía el mañana viviendo sólo un día a la vez, y sin olvidar que el único enemigo es el tiempo.

25 mil días; 25 mil días no es mucho…

Pero es todo lo que tenemos, 25 mil días

25 mil noches, 25 mil noches así que comencemos a vivir, que nuestros 25 mil días ya están contando.

“El sol relativamente es el mismo, pero nosotros estamos más viejos, cortos de aliento y a un día de morir”: Pink Floyd      

Jesushuerta3000@hotmail.com