En el Templo de Nuestra Señora del Rosario se ofició significativa misa para concederle el baño lustral a la pequeña María Inés Cruz Peña.

Sus padres, Gustavo Cruz Carrillo y Ada Paulina Peña de Cruz, estuvieron gustosos del bautismo de su hija, pues representa la purificación a su alma y el ingreso a la grey católica.

Para atestiguar la ceremonia y fungir como padrinos asistieron Luis Cruz Carrillo y Kioko Kimoto de Cruz; René Miranda y Nasthia Peña de Miranda; Raúl Barnica y Rocío Hernández de Barnica.

La bendición para los participantes fue de parte del presbítero José Guadalupe Vázquez, quien los invitó a guiar la nueva cristianita por el mejor de los caminos.

Más tarde se ofreció alegre festejo, en el que los nuevos compadres recibieron a sus numerosas amistades.