En la actualidad no es raro ver a la gente inmersa en redes sociales, sin embargo, la obsesión por el “qué dirán”, los likes y las opiniones ajenas en ocasiones causan tragedias.

Recientemente se dio a conocer que una adolescente en Malasia se quitó la vida luego de realizar una encuesta en su cuenta de Instagram preguntando a sus seguidores si debía seguir viviendo o no.

De acuerdo con la información, el joven de 16 años publicó el lunes una historia con la frase:

REALMENTE IMPORTANTE, AYÚDAME A ELEGIR D/L.

D significaba muerte (‘death’, en inglés) y L significaba vida (‘life’).

Increíblemente, el 69 %, votaron por el suicidio.

La Policía reportó que su cuerpo fue encontrado el lunes por la tarde por un grupo de hombres después de que la menor se lanzara desde un edificio.

El abogado y parlamentario malasio Ramkarpal Singh pidió a las autoridades que investiguen las cuentas de las redes sociales de la fallecida y las circunstancias que la llevaron a su muerte para evitar casos similares en el futuro.