El presidente Andrés Manuel López Obrador desestimó ayer los aná­lisis de la calificadora Moody’s en el sentido de que la refinería de Dos Bocas podría cos­tar más de 12 mil mi­llones de dólares, es de­cir, unos 4 mil millones adicionales a la expec­tativa gubernamental.

El mandatario fede­ral insistió en que es viable concluir el pro­yecto con una inversión de 8 mil millones de dó­lares, como lo planteó desde antes de abrir la licitación a empresas internacionales, que finalmente se declaró desierta.

El tabasqueño re­prochó que los medios de comunicación hayan dado más relevancia a la información emitida por Moody’s que a la firma entre el Gobier­no, Pemex y tres ins­tituciones bancarias para inyectar 8 mil millones de dólares a la petrolera.

“Ya declararon que va a costar más de lo que teníamos estima­do y esa fue la nota, la contraparte. Aprovecho para decir que va a sa­lir la refinería en 8 mil millones de dólares y hasta podemos ahorrar, pero queda constancia, todo está grabado, son desafíos, son retos, a ver quién tiene la ra­zón”, dijo.

“A mí me importa to­mar estos desafíos por­que permiten también demostrar, con hechos, lo ineficiente, además de corruptos, que eran los tecnócratas que mal gobernaron México en los últimos 36 años”.

El jefe del Ejecutivo insistió en que, desde la administración fede­ral, la nueva refinería podrá quedar conclui­da en tres años.