La Fiscalía General de Quintana Roo (FGQR) retiró ayer uno de los dos delitos que originalmente le imputó a Roberto Borge, por el caso de la contratación presunta­mente ilegal de aviones y he­licópteros, por una suma de 590 millones de pesos.

Durante una audiencia que inició a las 14:00 horas y seguía hasta las 2:00 horas de ayer, los fiscales estatales se desistieron del delito de desempeño irregular de la función pública y decidieron sostener sólo el de aprovecha­miento ilícito del poder.

Conectado vía videocon­ferencia desde el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (CEFEREPSI) de Morelos, el ex gobernador quintanarroense solicitó a Daniel Esteban Farah Godoy, juez de control en Chetumal, resolver en esta misma au­diencia su situación jurídica.

“Ya se desistieron de uno de los delitos, el de desem­peño irregular, porque ya ha habido tribunales colegiados que han determinado que está prescrito; entonces, ya no imputaron ni siquiera por ese delito, imputaron única­mente por aprovechamien­to”, dijo Guillermo Barradas, abogado de Borge.

“En el caso de Mauricio Góngora Escalante (ex can­didato a gobernador del Esta­do), ya se pronunció el tribu­nal colegiado y determinó en noviembre que estaba pres­crita la acción de la justicia”.