La Policía brasileña trans­firió ayer al ex presidente, Michel Temer, detenido por acusaciones de corrupción, de la prisión de Sao Paulo al batallón de la Policía Militar (PM), a petición de su abogado defensor Eduardo Carnelós, informaron fuentes judiciales.

Por la tarde, Temer fue trans­ferido de la Superintendencia de la Policía Federal, donde per­manecía en prisión preventiva, a la sala de estado mayor del Comando de Policía de Choque, en la ciudad de Sao Paulo, infor­mó la Agencia Brasil.

La solicitud fue hecha el jue­ves pasado, antes de que el ex presidente se presentara a la Policía Federal en Sao Paulo, luego de que una juez le conce­diera la posibilidad de presen­tarse de forma espontánea.