La sede de la Presidencia y el Congreso de Argentina fue­ron desalojadas ayer por una amenaza de una bomba, horas después del arresto de un hom­bre que intentó ingresar en la Casa Rosada con un revólver.

“La Casa Rosada, la mansión ejecutiva y la oficina del presi­dente de Argentina en Buenos Aires, fueron completamente evacuadas alrededor de las 14:00 horas (17:00 GMT) debi­do a una amenaza de bomba”, informaron fuentes policiales.

Los edificios fueron desaloja­dos como medida de precaución, mientras la Policía investiga la veracidad de la amenaza, hecha a través de una llamada telefó­nica a la oficina del Gobierno argentino, ubicada en la calle de Balcarces 50.

Ante el incidente, las autori­dades decidieron activaron to­dos los protocolos de seguridad y llamaron a la brigada antiex­plosivos de la Policía Federal Ar­gentina (PFA), que se dirige a la Casa Rosada para confirmar la veracidad de la amenaza, según reportes de la agencia Telam y el diario La Nación en línea.

La alerta en la Casa Rosada fue emitida después de que ele­mentos de seguridad de la sede presidencial detuvieron a un hombre que intentó ingresar al inmueble con un revólver.

Se trata de Francisco Ariel Muñiz, quien a las puertas de la sede presidencial dijo que te­nía audiencia con el presidente Mauricio Macri, publicó el por­tal de Página12 citando fuentes de la Policía Federal.