Los condones han dejado de ser prioridad en las prácticas sexuales, ya sea porque no se tiene actividad o se experimentan encuentros sin su uso.
Hay dos estudios que logran precisar la correlación entre una menor venta de condones y los consumidores millennials.

El mercado de condones podría alcanzar a nivel mundial un valor de siete mil millones de dólares durante 2019, según proyecciones de Research and Markets y Statista estimates.
Los millennials son el grupo número uno en consumo en el mundo, lo que hace observar a este segmento de mercado de manera constante.

Los condones han dejado de ser prioridad en las prácticas sexuales, ya sea porque no se tiene actividad o se experimentan encuentros sin su uso.

¿Los millennials ya no tienen sexo?

Hay dos estudios que logran precisar la correlación entre una menor venta de condones y los consumidores millennials.

El primero fue conducido por la General Social Survey y el segundo estuvo a cargo de Nielsen.

 

Otros factores que han reducido la venta de condones

Un estudio conducido por YouGov y Public Health England encontró que las personas de entre 16 y 24 años ya no usaba el condón, porque disfrutaba más la práctica del sexo sin esta protección.

La actuación del consumidor cambia el negocio

Así como la práctica sexual de los consumidores millennials ha impactado en el mercado de condones, hay otros segmentos que han tenidos que adaptarse a estas nuevas tendencias.

Esto lo hemos visto en los cereales de Kellogg’s, que han cambiado el diseño de sus empaques para no solo adaptarse a exigencias regulatorias, sino a los estilos de vida más saludables que viven los consumidores.