Luego de cuatro días de bloqueo para impedir que salieran 200 unida­des del transporte urbano de Hermosillo resguarda­das en el centro pernocta de Sictuhsa, ayer, la Di­rección del Transporte y empresas concesionarias llegaron a un acuerdo con los operadores para que liberen los camiones.

Por: Mónica Miranda

El acuerdo fue que se liquidara a los trabajado­res del volante y se libe­raran las unidades para completar la operatividad del servicio en la ciudad, la cual había permane­cido deficiente, con una flotilla de alrededor de 120 camiones de un total de 370 que se requieren a diario, indicó Rafael Gonzales Borrego, direc­tor general de Mediación Social de Gobierno.

“Vamos a ir iniciando uno por uno en lo que vamos dinamizando con todos los demás y no va­mos a parar, ahorita los compañeros han empeza­do a hacer las cuentas de la liquidación en la em­presarial, ya van como unos 10, los que resten irán aumentando paula­tinamente”.

González Borrego co­mentó que la antigüedad de los choferes oscila entre los 10 y 11 años, por lo que las cantidades por liquidar varían según el caso.

En tanto, el represen­tante legal de los chofe­res, Roberto Vélez de la Rocha señaló que el 80 por ciento de los operado­res quiere su liquidación de un total 480 operado­res, pues no están satis­fechos con las reglas que impusieron las dos nue­vas empresas Movilidad Integral y Administra­ción Corporativa que se hacen cargo del servicio desde el pasado lunes.

“Traemos una peque­ña diferencia, ellos dicen que son el 30 por ciento y nosotros decimos que son alrededor de 300 compa­ñeros los que se quieren liquidar, como traemos esas diferencias primero vamos a cerciorarnos de que sea real y que traen todo el recurso para fini­quitar todas las liquida­ciones”.

SALEN LOS PAGOS

Alrededor de las 12:30 del día, salió la primera liquidación para el chofer del transporte Urbano, Sergio Marcial Jiménez, después de permanecer en espera desde las 10 de la mañana en el centro pernocta de Sictuhsa don­de se llevarían a cabo los pagos a los operadores.

El ex operador con 11 años dos meses de an­tigüedad, dijo que se va satisfecho con el pago y que el procedimiento fue conforme a la ley en presencia de los repre­sentantes de empresa y autoridades.

“Hicimos lo que era conforme a la ley, todo fue ágil y rápido, nada más estábamos cambian­do el formato por eso nos tardamos un poco más”.

En tanto, Carlos Mo­rales Buelna, director del Transporte, señaló que tendrán el conteo total de los chóferes que decidie­ron su liquidación, hasta que concluya el proceso dado que algunos están interesados en conocer primero el monto que les toca paga después valo­rar si les conviene o no renunciar.

“Están empezando, va­mos a saber al terminar porque van informándo­se, hay gente que pidió la cotización y entiendo yo que van a platicar con su familia para ver si los liquidan o siguen traba­jando”.

En cuanto a las 50 unidades nuevas del transporte que se incor­porarían desde el pasado lunes con la llegada de las dos empresas, comen­tó que ya están en la ciu­dad pero que se capacita antes a los choferes por la tecnología para cobro electrónico con la que cuentan los camiones.