Desde enero, hasta hoy, seis policías han sido ejecuta­dos, tres de los cuales son municipales y tres perte­necen a la Agencia Mi­nisterial de Investigación Criminal (AMIC).

Por: Óscar García

La primera víctima cayó el 31 de enero, el comandante de la Policía Municipal en Empalme, Marco Vinicio Gálvez, quien fue atacado a ba­lazos mientras abordaba una patrulla, en la calle 16, entre Constitución y Primero de Mayo, de la colonia Libertad.

Al momento de la agre­sión, fue herido el agente Dominic Zazueta, quien fue trasladado a un hos­pital de Hermosillo.

Momentos más tarde fueron detenidos los pre­suntos agresores, mien­tras intentaban huir rumbo a Ciudad Obre­gón, los cuales fueron trasladados a la coman­dancia de Guaymas.

SEGUNDO OFICAL CAÍDO

El segundo ataque ocurrió el 27 de febrero en perjuicio del agente Said Villa Hernández, quien pertenecía a la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) comisionado en Vícam.

Los hechos se dieron en la Comisaría de Espe­ranza, en Cajeme, en las calles Vicente Padilla y Francisco I. Madero, cer­ca de las 9:30 horas.

En esta ejecución, el agente circulaba en su vehículo particular, un sedán Toyota Yaris, color gris, y fue atacado con calibre de arma larga en repetidas ocasiones.

En el lugar fueron asegurados cerca de 50 casquillos de “cuerno de chivo”.

UNO MÁS

La tercera víctima fue otro agente de la AMIC, en Hermosillo, el 11 de marzo, cuando fue em­boscado sobre el bulevar Las Lomas y avenida Molier.

El hecho se dio cuan­do el oficial Francisco Asdrúbal Real Morales circulaba en una pick up Ford, color gris. En ese momento, un sujeto ar­mado a bordo de una mo­tocicleta se le emparejó y le disparó. El uniformado murió en el acto.

EL NÚMERO CUATRO

El cuarto oficial caí­do, también miembro de la AMIC, perdió la vida el 9 de abril, en Hermo­sillo, Aarón Guadalupe Arvayo Acuña, quien fue ejecutado a balazos mien­tras abordaba un auto. Dos sujetos en otro vehí­culo se le emparejaron y detonaron sus armas.

El oficial murió en el acto. La agresión ocurrió en la colonia Solidaridad.

ASESINADO EN GUAYMAS

En otro atentado, el 15 de abril, Jesús Ernesto López Rojas, agente de la Policía Turística, dejó de existir luego de recibir ocho impactos de arma de fuego mientras se des­plazaba en una patrulla, acompañado de otro poli­cía.

Los hechos ocurrieron en el tramo de la carre­tera Internacional Méxi­co 15, entre el puente San Carlos y la entrada a Santa Clara, donde un comando armado, a bordo de dos vehículos, comenzó a dispararles, quedando sin vida en el lugar.

También fue herido el comandante Humber­to Hernández Iturríos, quien fue trasladado a un hospital con una heri­da en una pierna.

EL ÚLTIMO DEL PERIODO

El más reciente y sexto ataque se registró el martes, en Hermosi­llo, pues el comandante de la Policía Municipal, César Alejandro García Medina, fue ultimado a tiros.

La agresión se dio en las calles Villa Flores y Villas del Cortés, don­de, según reportes, era acompañado por sus hi­jos, cuando un comando armado le disparó y dio muerte.

Hasta el momento las investigaciones por par­te de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) siguen en pie y no descansarán hasta dar con los agresores.