El ex presidente de la República sufrió tres paros cardio-respiratorios en la sala de operaciones del hospital Casimiro Ulloa

El ex presidente de la República Alan García falleció hoy, luego de que esta mañana se disparara en la cabeza, cuando la Policía Nacional ingresó a su casa, en el distrito de Miraflores, para ejecutar una orden de detención preliminar por 10 días en su contra en medio de acusaciones de haber recibido pagos ilegales de la constructora brasileña Odebrecht.

Así lo informó Ricardo Pinedo, secretario personal de García Pérez, a las afueras del hospital Casimiro Ulloa, donde el ex jefe de Estado fue trasladado de emergencia.
«Compañeros, ha fallecido Alan García. ¡Viva el Apra!», expresó dirigiéndose a los simpatizantes apristas reunidos en los exteriores del centro médico.

Mulder también dijo que el Partido Aprista sabe del «sacrificio y gesta de unidad» que ha hecho el ex presidente.

«Alan García ha dado su contribución de sangre para que el Perú sea un país democrática y no un país dominado por el apetito de los enemigos», acotó.

Ha hecho tres paros cardíacos. La situación es grave», comentó Tomas, quien dijo que ingresó al quirófano.

El ministro del Interior, Carlos Morán, afirmó que la diligencia realizada por la Policía Nacional y el Ministerio Público en la vivienda de García se hizo en cumplimiento estricto de una orden judicial de detención preliminar por diez días solicitada por el fiscal José Domingo Pérez.

«Quiero puntualizar que la intervención de la Policía Nacional se ha pegado estrictamente a protocolos establecidos apoyado en una diligencia judicial dictada por un juez en un caso emblemático como es el caso Lava Jato», subrayó Morán en conferencia de prensa.