Un Ajax hambriento de derrotar a los “grandes” se impuso a la Ju­ventus en la vuelta de cuartos de final por un marcador global de 3-2, resultado con el que firmaron su boleto a las semifinales de la Champions League.

Con gran intensidad ambas es­cuadras se pararon en el Allianz Arena desde el silbatazo inicial en búsqueda de tomar la delantera tras el 1-1 en el duelo de Ida; sin embargo, fue la Vecchia Signora quien tuviera el dominio del par­tido con varias llegadas a zona ri­val.

Conforme pasaban los minutos, el cuadro holandés comenzó a to­marse confianza y poco a poco se hizo del dominio del esférico, he­cho que les daría la primera llega­da importante al arco al 20’ luego de que un remate de Tadic se fuera por encima del travesaño.

En seguida la Juve despertó y tras un tiro de esquina, Dybala aprovechó un rebote para sacar un disparo desde fuera del área que, si no fuera por una oportuna reac­ción de Onana, hubiera terminado en el primero del partido.

Pero ese sólo sería el anuncio que vendría el primero de la Vec­chia Signora, pues al minuto 27 aparecería Cristiano Ronaldo con un fino remate de cabeza para romper el cero en el marcador.

Ajax no agacharía la cabeza y le haría frente a un equipo aparenta­mente superior, para que tan sólo seis minutos después una especta­cular jugada de David Neres ter­minaría en un centro para Van de Beek, quien remató solo frente al arco para poner el 1-1 del partido.

Para la parte complementaria del encuentro y pese a que la Juve inició controlando, el Ajax rápida­mente volvió a tomar ritmo para hacerse del esférico, lo que los llevó a quedarse a nada en dos ocasio­nes de aumentar la ventaja, pero dos atajadas de Szczesny evitaron el daño en su portería.

El primero llegó al 51’, luego de que Ziyech quedara cerca del primer palo, pero en su intento de definir, el portero polaco bloqueó cerca del primer palo; la segunda sucedió al 57’, y el cancerbero bian­coneri salvó a una mano su puerta tras un disparo de Van de Beek.