El informe que presentó José Leo­vigildo Guerra Beltrán a los integran­tes del Ayuntamiento careció de datos específicos y que habían sido solicita­dos con anticipación por los regidores, señaló Rosendo Arrayales Terán.

Por: Michel Inzunza

Y es que en su comparecencia el contralor no abordó el tema de los “aviadores” detectados al inicio de esta administración, asimismo, 67 po­licías municipales que brindaban ser­vicios de seguridad a particulares, con un costo mensual de 953 mil pesos y que no se efectuó ningún pago.

Tampoco se informó sobre la re­visión de contratos entre el Ayunta­miento y las empresas Tecmed y quien provee las lámparas LED a la Comuna.

También está el caso de 60 baños y bebederos, que queda en duda la aplicación de 25 millones destinados para su construcción, ade­más de supuestas irregu­laridades en la compra y venta de te­rrenos del rastro y el nuevo estadio de beisbol.

Además, en los casos de conflicto de interés sobre la contratación de parientes, esta administración no pre­senta información.

“Específicamente en el tema del estadio y el rastro, el contralor decla­ró que había solicitado papeles a la Secretaría del Ayuntamiento y que ésta se los había negado, ante ello, el secretario de la Comuna dijo que los documentos se habían entrepapelado. En pocas palabras, están jugando a investigar”, expresó.