Desde las siete de la mañana de ayer lunes, médicos residentes de al menos 68 hospitales en 24 estados de la Re­pública suspendieron sus labores y entraron en Asamblea Académica Permanente para exigir el pago atrasado corres­pondiente a tres quin­cenas, así como el de su bono sexenal.

En un comunicado, los integrantes de la Asamblea Nacional de Médicos Resi­dentes (ANMR) aclararon que durante la jornada de ayer sus integrantes sólo participarán en actividades académicas, sin descuidar la atención en los servicios de urgencias y áreas críti­cas de los hospitales.

Karen Arteaga, repre­sentante de residentes del Instituto Nacional de Sa­lud Pública (INSP), destacó que la intención es afectar lo menos posible a la pobla­ción, por lo que algunos de los médicos residentes tra­bajarán bajo protesta cum­pliendo sus actividades, pero con algún distintivo como muestra de apoyo a sus compañeros.