Con entusiasmo llegaron las fa­milias al Nuevo Estadio de los Yaquis para disfrutar de un espectacular encuen­tro clásico de jugadores leyenda de los equipos América y Chivas.

La afición apoyó a sus respectivos equipos. No faltaron las porras y la emoción de ver en el campo a quienes fueron importantes jugadores de estos equipos.