Es tan preciso el trabajo de las Guerreras Buscadoras, que en tres días de labores han encontrado más cadáveres clandestinamente sepultados, que las propias autoridades, al grado de que los agentes policiacos están desconcertados.

Algunos elementos consultados que, en el primer día de búsqueda por el rumbo del Campo 30 del Valle del Yaqui, no creían que las damas encontrarían algo; ahora hacen conjeturas sobre quién las provee de información.

“Ni nosotros sabíamos de esas 38 osamentas”, se atreven a decir los agentes.

Pero María Teresa Valadez, una de las integrantes de las Guerreras Buscadoras, sostiene que en realidad ellas basan sus hallazgos en la lectura de los medios de comunicación.

Pero los medios de comunicación también pueden ser armas de dos filos, sostuvo, pues en ocasiones hacen ver que existe una rivalidad entre las Guerreras Buscadoras y personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado, lo cual no es cierto, pues se trabaja en excelente coordinación.

Los elementos de la Fiscalía hacen su trabajo y las Guerreras Buscadoras hacen el suyo, añadió, y la verdad es que la Fiscalía no realiza trabajo de campo.

OPACAN A FISCALÍA

Según los policías consultados, la Fiscalía se ha visto opacada con esos hallazgos, ya que las autoridades se supone que andan investigando los asesinatos y desapariciones de los últimos años.

Ahora, lo que queda por hacer ya, es que como la Fiscalía cuenta con un laboratorio de Inteligencia Científica Forense, expresaron los agentes, se debe poner en marcha toda esa tecnología para obtener la identidad de los cadáveres encontrados.