Para recibir atención mé­dica especializada, debido a la urgencia que representaba, una bebé de 29 semanas de gestación fue trasladada vía aérea por la Secretaría de Sa­lud en una avioneta de Gobier­no del Estado, desde un hospi­tal privado de Puerto Peñasco al Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES).

Jorge Arturo Vega Soto, en­cargado del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM), resaltó que la recién nacida requería de atención médica por especialistas del HIES, ya que era una situación de vida o muerte debido a su condición de prematura.

“Al conocer la situación de gravedad, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano in­mediatamente autorizó que se realizara el traslado vía aérea con lo que se salvó la vida de la recién nacida”, resaltó el fun­cionario estatal.

Detalló que la madre, de 25 años de edad, dio a luz por par­to natural a la pequeña, quien nació de 985 gramos y 36 cen­tímetros de talla y requirió de cuidados especiales.

La avioneta arribó al han­gar de Gobierno del Estado y una ambulancia la trasladó in­mediatamente al HIES, donde médicos y personal de enfer­mería de urgencias esperaba a la menor para ingresarla de inmediato al nosocomio.

Por su parte, la jefa del Servicio de Neonatología del HIES, Erika Martínez, señaló que la bebé está en cuidados intensivos neonatales, con es­tado de salud estable dentro de la gravedad.

“Por prematura se le puede considerar en estado de grave­dad, pero estable, aquí tiene to­dos los servicios y tratamientos que requiere para salir adelan­te”, indicó.