El presidente del Parti­do Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, consideró que nombrar a un militar para encabezar la Guardia Nacio­nal “no sólo viola la ley, sino que también se incumple el espíritu del consenso que ge­neró su aprobación”.

En una gira de trabajo en Ciudad Juárez, Chihuahua, aseguró que Acción Nacional volverá a ganar diputaciones, senadurías, alcaldías en todo el país, por lo que el partido está abierto a la sociedad, y refrendó su compromiso de lograr la cohesión a partir de la inclusión.

Recordó que para ello está en marcha la reforma a esta­tutos y los estímulos para la afiliación, con el fin de buscar a los mejores candidatos dentro y fuera del partido y competir en una elección con las mejo­res mujeres y hombres com­prometidos con la sociedad.

“Nuestra apuesta tiene que ser para dar buenos re­sultados. Gobernar es el arte de resolver y aquí tenemos el reto de que la gente vea que resolvemos sus problemas to­dos los días”, subrayó.

Propuso a la Asamblea Na­cional Extraordinaria del par­tido que continúe la elección democrática de presidentes estatales y nacional mediante el voto de los militantes.

Sin embargo, el procedi­miento, como nueva regla, de­berá tomar en cuenta el peso de los votos de la militancia, con base a la rentabilidad electoral, población y núme­ro de militantes, para que no sean unos cuantos líderes los que decidan una elección.

“Si queremos cambiar, cambiemos de fondo, cambie­mos las reglas, cambiemos los estímulos. Cambiar los estí­mulos significa desprenderte de la posibilidad de tú poder controlar”, expresó Cortés.

Lo anterior durante su participación en la presen­tación del Plan Pa’Arriba Juárez, enfocado a fortalecer la identidad y el vínculo con la sociedad, así como la cons­trucción de ciudadanía y bue­nos gobiernos para defender a México.