Ante el hallazgo de más de 27 cuerpos en tumbas clandestinas en esta última búsqueda y los 8 cadáveres más que encontraron el pasado 30 de marzo, la esperanza de localizar a sus seres queridos desaparecidos aumenta.

Por: Por: Fabiola Navarro

“La voluntad puede más, tenemos palas, picos, varillas y no nos cansaremos porque aún hay más tesoros que encontrar”, expresó María Valadez Kinijara, representante de las Guerreras Buscadoras de Sonora, durante su rastreo en el Campo 30, ayer sábado.

Las también conocidas como “Las Rastreadoras”, se reunieron con sus propios recursos frente la Fiscalía General de Justicia a las 8:00 am, iniciando su búsqueda poco antes de las 10 de la mañana, en el mismo lugar donde hace dos semanas localizaron 8 cuerpos.

Cajeme, dijo, es el Municipio donde más tumbas clandestinas han localizado y en menor tiempo, más que en cualquiera de las localidades donde han buscado.

Mencionó que de los 8 cadáveres encontrados y entregados a peritos de la Fiscalía General de Justicia, el 30 de marzo, solamente uno ha sido identificado.

Para las Guerreras no hay obstáculos. “Ocupamos manos de hombres, ya nos cansamos”, gritaron por unos momentos, mientras dos elementos de la Agencia Ministerial Investigadora (AMIC) y del Ejército, sólo se limitaron a observar la búsqueda.

Aún cansadas, prosiguieron con su rastreo.“Cada vez que encontramos una osamenta, mi corazón late fuerte, espero que no sea mi hija desaparecida, pero a la vez, mi deseo es encontrarla, aunque sea para tener una tumba donde llorarle”, comentó una madre cuya hija despareció en octubre.