La toma de la carretera por miembros de la etnia Yaqui a la altura de Oroz y las casetas de cobro liberadas a lo largo del sur de Sonora, representan un desorden en la rúa federal México 15 que las autoridades no han podido resolver, afirmó el presidente de la Asociación de Transportistas de Carga del Valle del Yaqui, Regino An­gulo Sánchez.

Por: Francisco Minjares

El dirigente del gremio dijo que el grupo de indígenas que está cobrando cuotas volunta­rias a la altura de Oroz, no re­presenta a toda la etnia, sino que es un grupo de personas que están aprovechando para sacar dinero.

“Lo de peaje voluntario es sólo un decir, quizá para los automovilistas sí lo es, pero a los camiones les están cobran­do a 100 pesos, entonces ya no es tan voluntario y hay mucha presión para que los transpor­tistas paguen”, indicó.

Dijo que, debido a que las autoridades no han resuelto el problema, se está prestando para que otros miembros de la tribu imiten estas acciones y perjudiquen a quienes transi­tan por ahí.

“Si no se corrige este va a ser un ejemplo muy atractivo para que lo tomen otros gru­pos en los territorios Yaquis, porque no es la etnia como tal, sino que son grupos que están viendo cómo obtener recursos, a quien le corresponda deben de tomar cartas en el asunto, esto es demasiado serio, es una omisión si se deja”, mani­festó.

Respecto a la toma de las casetas, dijo que, aunque se debe de tener un libre tránsi­to en el sur de la Entidad, los grupos que se instalaron ya lo han hicieron un negocio para obtener recursos.

“Es gente que ya hicieron de ese dinero un ingreso nor­mal de familia y no se quita, además que están interrum­piendo el libre tránsito, para obligarlos a que pasen por un solo carril”, concluyó.