Juan Carlos Wichart ori­ginario de la comunidad del Ranchito perteneciente al Mu­nicipio de Huépac se dedica a la vente de artesanías que elabora juntos a sus padres y sueña con conocer a la actriz y cantante Ninel Conde.

Por: César Fraijo

El “Chacarrón” como lo co­nocen por el Río Sonora y la ciudad de Hermosillo, explica que las artesanías que junto con su padre Ismael Wichart Ramírez elaboran a base de piedras, yeso y resistor blanco tienen un precio de 30 pesos y en la compra de dos, por 50 pesitos.

“Es una artesanía muy va­riada porque igual como se ven los burros, hacemos co­chis paridas, una gallina con pollitos, todo lo que te puedas imaginar de animalitos” dice el vendedor que frecuenta no sólo el centro de la ciudad, también se da sus vueltas por las afueras de Catedral “Nues­tra Señora de la Asunción”.

El Chacarrón también aprovecha para la vender pro­ductos regionales, charolas de 270 gramos de sal con ajo en 50 pesos y tiene el sueño poder encontrase con el “Bombón Asesino” y regalarse una de sus artesanías:

“Algún día quiero regalarse a Ninel Conde una artesanía, porque yo admiro a esa mujer guapa, soy admirador de su música y de cuando sale en las novelas, llevo un respeto muy especial para ella… ojalá y al­gún día me tope con ella, cami­nando en catedral o caminan­do por una calle de Hermosillo y le pueda regalar un burrito cargador de leña o una chochi­ta parida”.