Javier Hernández le echó una manita al West Ham, li­teralmente.

El “Chicharito” anotó con la mano en la victoria de los Hammers 3-1 contra el Ful­ham. El delantero intentó rematar con la cabeza, pero empujó la pelota con la mano izquierda.

Una anotación significati­va porque Hernández llegó a 200 goles en su carrera y, ade­más, disputó su partido 150 en la Premier League y marcó su quincuagésimo tanto en dicha competencia.

El mexicano empató el partido al 29’, gol más que oportuno porque su equipo ha­bía recibido una anotación de vestidor, apenas al 3’ por con­ducto de Ryan Babel.

Al más puro estilo del “Chicharito” llegó el tanto de la igualada, bien desmarcado en el área, a escasos metros de la línea de gol y con un rema­te poco ortodoxo. El futbolista fue sustituido al 63’.

El tanto de la voltereta cayó al 40’ por conducto de Issa Diop.

Al 77’ Marko Arnautovic, sustituto del “Chicharito”, per­donó el tercero tras un cómo­do remate de cabeza, jugada frustrada por el portero Sergio Rico gracias a sus reflejos con la mano derecha, y minutos después el guardameta repitió la dosis con un manotazo que propicio que el balón pegara en el poste.

El tercero cayó al 90’ tras un contragolpe 4 vs. 3. Los Hammers aprovecharon la superioridad numérica. Esta vez Arnautovic asistió a su compañero Michail Antonio, el cual con un cabezazo picado venció al guardameta, quien se resbaló en su recorrido para tratar de desviar el esférico.

El West Ham sigue en la parte media de la clasificación al sumar ya 36 puntos, mien­tras que el Fulham sigue pe­núltimo con 17 puntos, por el momento 8 abajo de la zona de salvación.