Article inline ad

Viajar en el mismo vuelo que el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha vuelto un martirio para una azafata, quien le confesó a la agencia de noticias AFP su mala experiencia.

Y es que AMLO prometió desde campaña que no utilizaría el avión presidencial que usó Enrique Peña Nieto, por lo que vendería la aeronave y utilizaría vuelos comerciales para trasladarse por México, promesa que ha cumplido.

Es horrible que venga en mi vuelo. La gente no hace caso de las indicaciones, se para de sus asientos, incluso en turbulencias, y la prensa no entiende que sus cámaras se pueden convertir en proyectiles en caso de que el avión sufra un imprevisto. Espero que nunca viaje con mi familia”, comentó la azafata Alejandra Martínez, quien formó parte de la tripulación del vuelo en el que AMLO se trasladó de la Ciudad de México a Culiacán, Sinaloa, el pasado viernes.

AFP también entrevistó a un policía federal que labora en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), quien confesó que se la pasa mal cuando decenas de personas se lanzan hacia el presidente López Obrador.