Solicita organismo al Congreso el recurso para solucionar problema heredado

Por: César Fraijo

Para resolver de manera definitiva el problema laboral que heredó el anterior pre­sidente de la Comisión Es­tatal de Derechos Humanos (CEDH) Raúl Arturo Ramírez Ramírez, se tendrán que soli­citar al Congreso del Estado 40 millones de pesos.

Pedro Gabriel González Avilés, actual presidente de la CEDH, sostuvo que al iniciar su gestión se tenían 33 expe­dientes de demandas laborales de 46 ex empleados del orga­nismo que fueron despedidos, que sumaban un importe de 76 millones de pesos.

“Apoyando un recurso ex­traordinario anual de 20 mi­llones de pesos. Es aventurado decir, pero quizá con 2 apoyos que sumen 40 millones, se pueden negociar los asuntos… ahora es negociable porque más adelante los 76 millones serán 150 millones”, agregó.

Los resultados logrados por las demandas laborales, continuó González Avilés, fue­ron la reinstalación de cinco personas, lo que representó un ahorro de 13 millones 354 mil pesos; además de la reins­talación de dos ex empleadas que tenían demandas de 2 millones 230 mil 455 pesos, lo que representó un ahorro a la CEDH, de 732 mil 81 pesos.