José Santa Cruz cree que su hijo Leo tendrá su mejor año como boxeador. Y es que, de pa­sar el duelo que tendrá el 16 de febrero en el Microsoft Theater de Los Ángeles ante Rafael Ri­vera, le encantaría pactar una o dos peleas grandes antes de invadir la división de las 130 libras.

En entrevista con ESPN, el papá y entrenador del tricam­peón del mundo destacó que verán una nueva versión del ‘Terremoto’, a quien ve más mo­tivado que en otras ocasiones y listo para darle a los fanáticos las mejores combinaciones.

“Prácticamente hoy cerra­mos la parte más fuerte del entrenamiento, nos falta una semana de trabajo ligero y lue­go el descanso, pero lo veo muy bien, creo que después de esta pelea vendrá una grande, quizá una unificatoria.

“Yo creo que este año va a ser el mejor de Leo. Se siente muy motivado, quiere pelear en las 130 libras, pero vamos a hacer una o dos más en 126 libras para ver si llega la opor­tunidad de pelear en las 130, y lo vamos a hacer, está muy motivado”, expresó el padre de Leo.

Ante Rafael Rivera, Leo sos­tendrá su primer duelo desde que derrotó por segunda oca­sión a Abner Mares en junio de 2018. Ésta será la tercera defensa consecutiva del cetro Pluma de la Asociación Mun­dial de Boxeo en poder del mi­choacano.

“Mentalmente, veo a Leo me­jor que nunca, yo he dicho que ésta es como una nueva etapa en su carrera, porque él sigue aprendiendo, y acuérdense de mí, esta etapa será la mejor”, añadió don José, “Yo mismo estoy aprendiendo, me gusta ver algunos detalles, aprender, y se los estoy transmitiendo a Leo, algunos golpes que tenía débiles los estamos mejorando”, explicó.

El papá de Leo ha continua­do su tratamiento contra el cán­cer que le detectaron en 2016 y comentó que a veces se siente cansado por la quimioterapia, pero asegura que seguirá lu­chando para motivar a sus hijos hacia el triunfo.