Con un golazo de Jean Meneses

Una nube negra acom­paña a Cruz Azul en este inicio del Clau­sura 2019. Si bien ya habían encontrado el triun­fo, las bajas resienten a una plantilla que anoche cayó como presa de La Fiera con un Ángel Mena inspirado y una chispa de Jean Meneses para el 2-0. Pe­dro Caixinha encontró en Yos­himar Yotún la respuesta para remendar una defensa afectada por las bajas de Pablo Aguilar y Adrián Aldrete.

Sin embargo, la estrategia no le resultó, pues el peruano fue expulsado y abrió la puerta para los goles con una falta den­tro del área. La zaga se veía un poco desentendida y Luis Mon­tes junto a Mena encontraron la forma de dominar a La Máqui­na. El primer aviso fue de José Juan Macías con un disparo que llegó a las tribunas. Fue al mi­nuto 13 cuando La Máquina dio muestra de reacción con un cen­tro de Yotún que encontró Ro­berto Alvarado, pero en el fondo Rodolfo Cota rechazó. La des­gracia llegó cuando el peruano perdió la marca sobre Fernando Navarro y en su desesperación lo jaló para derribarlo.

Diego Montaño marcó penal. Un aviso le obligó al central rec­tificar con el VAR y una tarjeta roja al refuerzo celeste se sumó a la sanción de la pena máxima. Mena, quien aniquiló a los celes­tes en la Jornada 1 de Copa MX, tomó el esférico y anotó. A dife­rencia de aquel gol en el Azteca, esta vez el ecuatoriano festejó a un costado de la porra cemen­tera que le recriminó la acción. Obligado, Caixinha bajó a Alva­rado a la lateral izquierda y ahí quedó exhibido en constantes duelos con Navarro, quien pese a su vocación defensiva, lució más que los mismos delanteros de La Máquina y completando el ataque de Ignacio Ambriz. La recta final del primer tiempo fue de pesadilla para los visitantes con un Ángel que muestra un regreso del nivel con el que llegó al futbol mexicano y que sedujo a La Máquina en el Clausura 2017. Y llegó el 2-0, una increí­ble triangulación entre Montes, Macías y Meneses. El centro del canterano de Chivas fue culmi­nado con una media tijera del chileno.

Ya no había otra forma para que los dirigidos por Caixin­ha reencontraran el funciona­miento. El portugués sacó a Martín Cauteruccio, jugó sin delantero por un momento. Al segundo tiempo modificó más, le dio salida a Elías Hernán­dez para volver con un punta que fue Milton Caraglio, fatal error. Justo minutos después, al 57’, una falta sobre Igor Li­chnovsky le otorgó la oportu­nidad a los celestes de acortar distancias con un penal. Ante la ausencia del exfelino, Jona­than Rodríguez se adjudicó la pelota, pero Caraglio la pidió y falló. Un disparo al poste dere­cho que bien adivinó Cota. No hubo más, los locales hicieron valer su selva. Una y otra vez ganaban todo sobre unos ce­menteros desconcertados por el mal que les aqueja.

Una racha de tres triunfos (dos en Liga con Tigres y Xolos, además de uno en Copa MX) era lo único bueno que cosechaban, sin embargo, eso se fulminó esta noche cuando La Máquina encontró el alto con una pared esmeralda, un “exángel” y tres bajas que calan y calaran por al menos dos semanas. Pudieron ser más goles, dos acciones en fuera de lugar salvaron a los de La Noria en la recta final.