América se aprovechó del rival más débil de este torneo y con goles de Renato Ibarra y Roger Martínez vencieron 2-0 a Gallos, que sigue en el fondo de la tabla general.

Con sangre joven, debido a algunos lesionados y otros san­cionados, Miguel Herrera volvió a encontrarse con el triunfo, luego de dos partidos seguidos en los que perdió entre Liga y Copa.

La dificultad vendrá para Rafael Puente, quien no logra sumar una sola victoria en su ya quinto duelo del torneo y con el planteamiento mostrado era difícil que pusieran en peligro al conjunto de Coapa.

A los pocos minutos de ini­ciado el partido, Renato Ibarra dejó impresionados a los asis­tentes del Estadio Azteca, ya que de larga distancia acomodó el esférico al fondo de las redes.

Una tarde para destacar del ecuatoriano, que fue el hombre que demostró estar en uno de sus mejores momentos y puso en aprietos varias ocasiones a la visita.

Con el gol de la ventaja, las Águilas guardaron la calma y supieron soportar el ida y vuel­ta del encuentro, mientras que Gallos apostaba al contragolpe para dañar al actual campeón, una estrategia poco fructífera y que le trajo problemas a los em­plumados.

Para la segunda mitad, Ro­ger Martínez y Henry Martín eran obligados a mostrarse frente al arco, ya que ese será el único factor que los mantendrá en competencia con la reciente llegada de Castillo.

Sin embargo, Henry no tuvo su mejor tarde y poco después “Piojo” le dio salida por Carlos Vargas para buscar amarrar el marcador.

Ya en los minutos finales, el silbante hizo uso del VAR para revisar una mano que puso Ayron Del Valle, jugador de Querétaro en el área y tras observarla, Jorge Isaac Ro­jas marca penal a favor de las Águilas.

Para su fortuna, Roger fue el encargado desde los once pa­sos para poner el 2-0 y así darle tranquilidad al equipo pero, al mismo tiempo, hacer dudar al Piojo sobre quién debe ocupar la titularidad en la delantera azulcrema.