Vuelve “Ingobernable” más revolucionaria

Vuelve “Ingobernable” más revolucionaria

REFORMA. –

Emilia Urquiza (Kate del Castillo) se enfrenta a una realidad fría y cruel: la corrupción no sólo impera en el país, sino también al interior de su familia.

 

 

En la segunda temporada de Ingobernable, la ex primera dama deberá luchar contra sus propios demonios y varios personajes nuevos que buscan eliminarla, mientras trata de rescatar a su hija María (Alicia Jaziz), quien fue raptada y ha sido puesta en su contra.

 

 

“Yo estoy secuestrada, por lo que veremos todo lo que va a hacer mi mamá por mantener a salvo a su familia, por rescatarme y finalmente estar tranquila, pero a María le van a lavar el coco”, adelanta Jaziz.

 

 

“Ella no entiende lo que está pasando porque era de las pocas personas que creían en la inocencia de su madre la temporada pasada, así que ahora estará muy confundida y dolida. De ella van a ver mucho odio nacido desde el amor tan grande que le tiene a su madre”.

 

 

Tras ser inculpada y detenida por el presunto asesinato del presidente Diego Nava (Erik Hayser), Emilia se enfrentará a la oscura realidad de su familia y a distintas torturas, lo que la convertirá en una especie de revolucionaria y vengadora.

 

 

En ese sentido, el productor Epigmenio Ibarra subrayó su interés por incidir en las nuevas producciones que ya posicionan a la mujer en una realidad distinta, en la que tiene poder y no son sólo objetos sexualizados.

 

 

Agregó que la serie va a tener más acción y que busca ser un reflejo de la realidad del país, algo en lo que coincide Alberto Guerra, quien en su papel de Canek Lagos, deberá probar la inocencia de Emilia en medio de un país casi en guerra, en donde las altas esferas anhelan controlar las principales arterias del narcotráfico.

 

 

“El tema central de Ingobernable sigue siendo la falta de voz que tiene el pueblo, la falta de conexión con los gobernantes y su falta de honestidad. Nosotros planteamos aquí una salida, que son las armas.

 

 

“La serie es como una llamada de atención al decir: ‘Esto es lo que no debería pasar’.

Dejar un Comentario